Chicas con actitud

presentado por Donnasept

Diferentes tipos de Piercing en el ombligo

Publicado el 02-12-2011 | Por Donna

 

El piercing en el ombligo nunca pasa de moda. Y es que se trata de uno de los piercings más estéticos y vistosos. Por esta razón, es el más demandado entre las mujeres que han decidido lucir un pendiente en otro lugar que no sea en las orejas.

Si se hace bien, un piercing en el ombligo tiene cierto halo de elegancia. Además, el piercing femenino en el ombligo es considerado el piercing más sexy por el público masculino.

El piercing en el ombligo es conocido, por su origen inglés, como belly button piercing o navel piercing y es considerado como adorno corporal por unas y complemento de moda por otras, pudiendo incluso llegar a convertirse en una joya de lujo según los materiales con los que esté fabricado.


Hace ya dos décadas que el piercing en el ombligo se hizo famoso a nivel mundial y cada vez vemos a más famosas con piercing en el ombligo en las pasarelas y en la alfombra roja, así como en nuestro día a día. El piercing se ha convertido en un elemento de arte corporal más extendido que los tatuajes y en un elemento visual habitual en nuestras vidas. Porque, ¿quién no conoce a alguna amiga que tenga un piercing?

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre el piercing en el ombligo: los tipos de piercing que existen, las precauciones que debes tomar antes de hacerte uno, el tratamiento higiénico para cuidar tu ombligo tras la perforación y algunas de las mayores celebrities que lucen su piercing en el ombligo.
Antes de lanzarte a hacerte uno debes conocer los distintos tipos que existen. La primera distinción entre este tipo de piercings es según la zona perforada. Hay cuatro tipos:

  • Piercing de borde superior: la perforación se realiza en la parte superior del ombligo. Es el más habitual y el más conveniente si quieres un piercing de bola grande.
  • Piercing de borde inferior: la perforación se realiza sobre la parte inferior. Suelen ser aquellos con un dibujo o símbolo grande en la parte inferior como los tribales.
  • Piercing doble: la perforación se realiza en ambos extremos del ombligo. Sirve únicamente para piercings largos como las espirales.
  • Centro del ombligo: la perforación es interior, desde el ombligo a la parte interna del cuerpo. Tienen mayor riesgo de infección y tardan más en cicatrizar.

Los piercings en el ombligo también varían según el diámetro de la perforación. El tamaño más habitual está entre 1mm y 2mm, siendo el de 1,2mm el tamaño estrella.


En cuanto a los materiales, el piercing en el ombligo es uno de los de mayor variedad. Los materiales más habituales son oro, acero inoxidable y titanio quirúrgico pero existen hasta piercings de marfil.La plata y el níquel no son recomendables, al menos no antes de que se complete la cicatrización.


Finalmente tenemos distintos tipos de piercing por estilo (espirales, aros y cadenas son los más habituales); y mensajes (hay infinidad de símbolos, dibujos y piedras). A medida que los piercings se van haciendo más populares, son más las variedades. En esta década destacan los piercings de lujo, auténticas joyas con piedras preciosas al alcance de las mujeres más privilegiadas.

¿Te animarías hacerte uno?